Niño con obesidad muere de un infarto en educación física

Blog Single

Alfonso Rodríguez, un niño de 12 años, murió el 2 de diciembre de 2013 por un infarto en una clase de educación física.

Poncho, como lo conocían, tuvo una obstrucción en las arterias coronarias y además, padecía hígado graso, lo cual llevó a su muerte, de acuerdo con el médico Javier Hernández.

Sus padres se movilizaron en redes sociales para evitar muertes similares. Incluso realizaron un cortometraje para conscientizar a los padres sobre la salud de los pequeños.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016 (ENSANUT), el 33.2 % de los infantes, de entre 5 y 11 años de edad, en educación primaria presentan sobrepeso y obesidad.

Por este motivo, la Secretaría de Salud federal declaró en 2016 una emergencia epidemiológica nacional.

Una propuesta de solución
En este contexto, la doctora Aleyda Pérez Herrera, del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional (CIIDIR), unidad Oaxaca, realiza un estudio para combatir la obesidad infantil.

Para ello, la doctora realiza un estudio sobre la dieta nativa y cómo puede ayudar a bajar de peso, afirmó en entrevista con agencia Efe.

A 200 niños de 12 años se les proporciona una dieta especial y cada tres semanas los médicos la cambian.

Además, les ofrecen talleres para que los niños formen el plato del bien comer que incluya productos locales cultivados en sus entidades de origen.

De esta forma, los menores visitan mercados locales para conocer los productos, además de que les impulsan a cultivarlos en sus hogares.

La especialista aseguró que los niños ya no consumen alimentos como hongos silvestres, guayaba, chía, cacahuate, aguacate y tomate verde de milpa.

Otro obstáculo son los padres, ya que ellos dicen que no tienen tiempo de preparar alimentos o no quieren cambiar la dieta al mismo tiempo que los niños, declaró la doctora.

“Muchos papás ya no llevan a los niños porque argumentan que no tienen tiempo de preparar alimentos o porque están renuentes de hacer cambios en casa ya que la familia se debe integrar al plan de alimentación”, aseguró.

De acuerdo con la especialista, de mayo de 2018 cuando empezó el proyecto, un 30 % ha abandonado el programa “pero los que quedan están contentos y se están involucrando”, afirmó.

El proyecto es realizado en colaboración con el Centro Médico Nacional Siglo XXI del Instituto Mexicano del Seguro Social.

Fuente:https://www.radioformula.com.mx/noticias/20190128/nino-con-obesidad-muere-de-un-infarto-en-educacion-fisica/

-

Compartir nota en Facebook: