Dan a sacerdote 62 años de cárcel por abusar sexualmente de un menor

Blog Single

* Jesús Romero Colín acusó a la PGJ capitalina de entorpecer las investigaciones debido a la intervención de un abogado del cardenal Norberto Rivera Carrera.

El sacerdote Carlos López Valdez fue sentenciado a 62 años de prisión por el delito de abuso sexual cometido contra Jesús Romero Colín, cuando era niño.
Publicidad

El Juzgado 55 en materia penal de la CDMX fue el que notificó la emisión del resolutivo condenatorio en contra del exsacerdote dentro de la causa penal 244/2008.

“El juez le dictó 62 años de cárcel por los delitos que cometió en mi contra“, expresó Romero Colín en una entrevista que concedió a Cristina Sada Salinas, escritora y excandidata al Senado por el Movimiento Progresista.

Esta sentencia, consideró Romero, es un “aliciente” para todas las víctimas que han sido abusadas por sacerdotes pederastas, ya que demuestra que es “posible alcanzar justicia”.

Romero Colín dijo que desde agosto de 2007 presentó una denuncia penal ante la Fiscalía de Delitos Sexuales por el delito de violación equiparada y corrupción de menores; sin embargo, este último prescribió.

“Encontramos muchísima resistencia por parte de la autoridad civil”, comentó.

La Procuraduría capitalina, mencionó, quiso esperar la prescripción de los delitos, después quiso archivar la averiguación previa, dijo que no existían elementos suficientes para ejercer acción penal.

Indicó que desde que interpuso su denuncia contra el sacerdote López Valdez ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina, la dependencia entorpeció las investigaciones debido a la intervención de Armando Martínez, el abogado del cardenal Norberto Rivera Carrera, quien movió todas sus influencias para que el caso no avanzara.

“Gané una guerra”, dijo la víctima, quien tenía 11 años cuando en 1994 se desempeñó como acólito del padre Valdez. Desde entonces y hasta 1999 el sacerdote abusó sexualmente del monaguillo en la casa parroquial de ese templo.

Romero Colín agregó que envió una carta al Papa Francisco, en 2013, donde le contó todas sus tribulaciones y la impunidad de que gozaba el pederasta. Y el pontífice, inusitadamente, le respondió con otra misiva que le escribió de puño y letra. Le manifestó que sentía “dolor” y “vergüenza” por su caso, y le pidió “perdón en nombre de la Iglesia”.

“La Iglesia no solo no quería cooperar, también quería desestimar mi denuncia”, recriminó.



“Tolerancia cero”: Arquidiócesis

Al respecto, la Arquidiócesis Primada de México ratificó su compromiso de “tolerancia cero” en los casos de pederastia, y expresó su disponibilidad para colaborar con las autoridades en el cumplimiento de la ley.

De acuerdo con un comunicado, el Arzobispado dijo ratificar el dictamen de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, “manifestamos nuestra plena disponibilidad para colaborar con las autoridades en procurar la justicia en la sociedad”.

Tras solidarizarse con la víctima y su familia, expresó que “estos comportamientos terribles nos producen dolor y vergüenza”.

De igual forma, sostuvo que no estará conforme hasta que quede extirpado este mal, y reiteró que “no hay absolutamente lugar en el ministerio para los que abusan de los menores”.

Ratificamos nuestro criterio de actuación de tolerancia cero ante estas situaciones, y de la necesidad de informar, de reconocer el mal y de pedir perdón, puntualizó.

Fuente: https://aristeguinoticias.com/1303/mexico/dan-a-sacerdote-62-anos-de-carcel-por-abusar-sexualmente-de-un-menor/

-

Compartir nota en Facebook: