No era una barriga cervecera, era un tumor de 13 kilos

Blog Single

El estadounidense, Kevin Daly, nunca supo qué hacer con su protuberante barriga. Durante años, achacó el grosor de la misma a su afición por la cerveza y dio por perdida la batalla por reducirla.

Sin embargo, en 2015, este ciudadano de 63 años de edad y natural de Nueva Jersey tuvo que pasar por quirófano para someterse a una operación a corazón abierto. Su vida cambió desde entonces. Daly optó por llevar un día a día más sano y comenzó a perder mucho peso. Se sentía bien, pero su estómago seguía sobresaliendo.

Su intuición le decía que algo no iba bien ya que no se explicaba cómo era posible llevar una dieta saludable y que eso no fuera suficiente para que su vientre se rebajara.

“Mido 1,93 metros y pasé de 105 a 90 kilos, pero no perdí un solo gramo en mi estómago. Incluso pensaba que era crecía más”, afirmó Daly a CBS News. “No tenía sentido lógico perder peso y que mi barriga no se redujera”, agregó.

Visitó al médico después de que varios especialistas le dijeran que simplemente era grasa acumulada y que era difícil deshacerse de ella con la edad. Finalmente, en diciembre de 2017, se sometió a una Tomografía en el Hospital Lenox Hill de Nueva York. Los resultados determinaron que tenía un tumor cancerígeno, después de que una “masa extremadamente grande” invadiera su vientre.

“Durante dos segundos sentí que había encontrado el problema, pero después de eso, me quedé petrificado porque después de la noticia de que tengo una masa gigante, pensé que era cáncer y no sabía si iba a vivir, o a morir, o si debía someterme a una quimioterapia o radiación durante años. No sabía qué iba a suceder.”

Se sometió a una operación con el doctor, Julio Texeira, y desde la exploración inicial en la que parecía que el tumor pesaba unos cinco kilogramos a la realidad hubo una gran diferencia. Cuando el cirujano vio el tumor, comprobó que tenía un peso de 13.6 kilos y que al ser más del doble del tamaño previsto, se había enrollado en el riñón izquierdo. No en vano, el especialista confirmó que se trataba del tumor más grande que había extraído en su carrera.

“Una cosa es ver la imagen y otra el tener un tumor gigante en tus manos”, sostuvo Texeira en CBS News.

Fuente: https://es-us.vida-estilo.yahoo.com/no-era-una-barriga-cervecera-era-un-tumor-de-13-kilos-183104648.html

-

Compartir nota en Facebook: