El genoma del koala revela cómo llegó a alimentarse de hojas tóxicas de eucalipto

Blog Single

Los koalas han adquirido a lo largo de la evolución una capacidad extraordinaria para eliminar sustancias tóxicas del organismo, según ha revelado el genoma del marsupial, que un equipo de más de 50 científicos de siete países ha secuenciado durante los últimos cinco años. Es esta capacidad de eliminar tóxicos lo que les ha permitido alimentarse exclusivamente de hojas de eucalipto, que contienen sustancias que serían letales para otros animales. Los koalas han adquirido además una alta sensibilidad para detectar sustancias perjudiciales en los eucaliptos, lo que les permite seleccionar las hojas con más nutrientes y menos tóxicos. Según los resultados presentados ayer en la revista Nature Genetics, esta alta sensibilidad afecta tanto al gusto (con un amplio repertorio de genes especializados en detectar sabores amargos) como al olfato (con más genes que otros marsupiales para identificar sustancias potencialmente.

Estas adaptaciones se acompañan de una capacidad aumentada para saborear el agua de las hojas de eucalipto. Gracias a una duplicación del gen AQP5 (o acuaporina 5), los koalas parecen ser capaces de encontrar las hojas más ricas en agua. De ahí que no necesiten beber agua, sino que les baste con la que encuentran en las hojas. “Se cree que el nombre koala procede de una palabra indígena que significa ‘el que no bebe’”, señala un comunicado del Museo Australiano en Sydney difundido con motivo de la nueva investigación.

Los genes que les dan la capacidad de eliminar tóxicos son los de la familia CYP (o citocromo P450), que los koalas tienen en mayor cantidad que otros animales. Estos genes, que regulan la producción de enzimas que desintoxican, están activos en muchos de los tejidos de los koalas, sobre todo en el hígado.

“Esto les ayudó a encontrar un nicho para sobrevivir, ya que pudieron depender de una fuente de alimento en la que no tenían competencia de otras especies que no podían eliminar sustancias tóxicas de manera tan efectiva”, declara en un comunicado Rebecca Johnson, primera autora de la investigación, del Museo Australiano.

Pero las mismas adaptaciones que les permitieron sobrevivir les hacen ahora vulnerables, ya que no tienen otro hogar que los bosques de eucaliptos. La expansión de las ciudades y la extensión de los cultivos han reducido drásticamente su hábitat en los dos últimos siglos hasta el punto de que los koalas están clasificados ahora como especie vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Las mismas adaptaciones que les permitieron sobrevivir les hacen ahora vulnerables, ya que no tienen otro hogar que los bosques de eucaliptos.

“Nuestro objetivo es utilizar la genómica para conservar la especie”, declara Johnson. El genoma, argumenta la investigadora, ya está permitiendo evaluar la diversidad genética de las distintas poblaciones de koalas. En el futuro, añade, ayudará a desarrollar estrategias contra las epidemias de bacterias Chlamydia y de virus KoRV que amenazan el futuro de la especie.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/ciencia/planeta-tierra/20180703/45586310389/genoma-koala-sustancias-toxicas-eucalipto.html

-

Compartir nota en Facebook: